IDC predice que en 2020 el 90 % de todas las empresas a nivel mundial habrá ajustado planes de proyecto, retrasado el lanzamiento de productos/servicios e incurrido en costes y pérdidas de beneficios por el déficit de habilidades tecnológicas, con pérdidas anuales de un total de 390 000 millones de dólares a nivel mundial.

Las empresas están intentando utilizar tecnologías digitales para potenciar nuevos modelos, productos y servicios empresariales, así como impulsar la automatización y mejorar los procesos de negocio internos y la toma de decisiones.

Estas empresas trabajan para hacer frente a:

  • El déficit de cualificaciones y la necesidad de nuevos enfoques
  • Las ventajas de las plataformas de desarrollo low-code para empresas y cómo ayudan a evitar la deuda técnica
  • La Integración del low-code en sus prácticas DevOps
  • La creación de una práctica low-code efectiva

Lea este estudio de IDC y descubra cómo, si se crea y se ejecuta de forma efectiva, un Centro de Excelencia (CoE) de desarrollo low-code puede jugar un papel central en su modelo operacional de entrega de aplicaciones.