Segunda edición del informe de IDN “El Futuro del Trabajo” La demanda de nuevas aplicaciones de software empresarial crece a nivel mundial pero el 50 % de los proyectos no se ejecutan

October 9, 2018

Madrid – 9 de octubre de 2018 Appian (NASDAQ: APPN) anuncia la segunda entrega de su estudio internacional “El Trabajo del Futuro” elaborado IDG. De acuerdo con estos datos que ofrece, las empresas europeas sienten la presión marcada por la velocidad para adaptarse a la transformación digital mucho más que las estadounidenses. Si ponemos los números sobre la mesa, una empresa  de EMEA genera alrededor de 230 solicitudes de nuevas aplicaciones de software para sus negocios o grandes cambios, y mejoras, en las funcionalidades de estas. La media europea está muy por encima de la de Estados Unidos, que registra 153 solicitudes de media anuales. En Alemania, esta cifra llega a las 306 solicitudes anuales; en Francia, a las 218 peticiones, y en Reino Unido, a 137. En España, el número de peticiones es de 20.

  • Las empresas europeas solicitan mucho más que las estadounidenses el estudio de este tipo de proyectos pero la complejidad de desarrollo y la falta la tecnología adaptada a los mismos frena su puesta en marcha.
  • En España, el 12 % de los proyectos solicitados nunca se han ejecutado, un 13 % queda sin terminar y el 21 % se pone en marcha pero no llega a estar a la altura de las necesidades de la empresa
  • Este estudio sitúa a España como el país europeo con mayor número de peticiones de desarrollo de apps para I+D

A pesar de esta diferencia en los números, los niveles de éxito a nivel mundial globales son igualmente desalentadores. En todos los países estudiados, el 50 % de las nuevas solicitudes de desarrollo de aplicaciones acaban en fracaso: o nunca se llegan a poner en marcha o se desarrollan pero no llegan a cubrir las necesidades del empresa.

Este estudio, que ya ha publicado un buen número de informes, examina el estado de la transformación digital de las empresas y su impacto en el trabajo cara al futuro. Las conclusiones principales de esta investigación realizada entre los responsables senior de TI de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia y España señalan que:

  • En España, el 12 % de los proyectos de desarrollo nunca se ponen en marcha. Frente al 16 % de solicitados por empresas en EMEA y al 14 % en Estados Unidos.
  • El 14 % de los nuevos proyectos de desarrollo en EMEA se inician, pero nunca se acaban (este porcentaje sube al 16 % en Estados Unidos). En el caso de España, el porcentaje de proyectos inconclusos es del 13 %.
  • El 20 % de los nuevos proyectos de desarrollo tanto en EMEA como en Estados Unidos se acaban, pero no cubren las necesidades de la empresa , en España, este porcentaje sube hasta 21 %.

La demanda digital se propaga por toda la empresa

La demanda de nuevos proyectos de desarrollo se inicia ahora de cualquier punto de la empresa, lo que demuestra que todas las divisiones de negocio están buscando nuevas formas de operar en la era digital. En Estados Unidos, el departamento de marketing sigue siendo el más proclive a la hora de solicitar nuevas apps, mientras que en EMEA son los departamentos financiero y de contabilidad los que destacan ligeramente en este tipo de demandas.

Los datos del estudio muestran los siguientes porcentajes en cuanto a desarrollo de apps para las diferentes unidades de negocio en Estados Unidos y EMEA:

  • Departamento financiero: 14 % (Estados Unidos) / 16 % (EMEA) / 14 % (España) de todas las peticiones de nuevas apps y funcionalidades.
  • Marketing: 19 % (Estados Unidos) / 16 % (EMEA) / 17 % (España).
  • Ventas: 17 % (Estados Unidos) /18 % (EMEA) / 17 % (España).
  • Servicio al cliente/Centros de contacto: 16% (Estados Unidos) /17 % (EMEA) / 14 % (España).
  • I+D: 15% (Estados Unidos) / 16 % (EMEA) / 22 % (España, convirtiéndose en el país europeo que más apps de este tipo demanda).
  • Departamento legal: 11 % (Estados Unidos) / 10 % (EMEA) / 8 % (España).
  • El resto de departamentos solicita un 7 % del total (Estados Unidos) / 8 % (EMEA) / 7 % (España).

Las empresas están acumulando deuda técnica

En todos los países, los departamentos de TI luchan -y fracasan- a la hora de hacer frente a los cambios surgidos en el negocio debido, principalmente, al lento  ritmo lento que requiere la programación y a los problemas relacionados con la deuda técnica o de necesidad de código.

La deuda técnica se refiere al sobre-coste  provocado por la elección, errónea, de una solución -en principio- sencilla frente a la elección de la solución apropiada. Esta , refleja el coste de “oportunidad perdida” por no desarrollar la aplicación correcta que era necesaria para beneficiarse de una oportunidad de mercado. Las organizaciones de TI emplean el 50 % de su tiempo en programar nuevas apps y mejoras, pero pierden alrededor de dos quintas partes de su tiempo de desarrollo en “pagar” la deuda técnica (39 % en Estados Unidos / 36 % en EMEA). En total, el impacto empresarial global de la deuda técnica es el siguiente:

  • 55 % – Gastos operativos más altos.
  • 52 % – Las mejoras simples del software tardan mucho más de lo esperado.
  • 47 % – Reducción del rendimiento y la escalabilidad.
  • 35 % – Se prolonga la llegada al mercado.
  • 17 % – Las mejoras en la experiencia del cliente no se llevan a cabo.

Cuando se les pregunta cómo combatir la deuda técnica, la respuesta número uno para los participantes en el estudio (53 %) fue “buscar nuevas formas para acelerar el desarrollo de aplicaciones”.

Low-code empresarial: un nuevo enfoque

Las plataformas de desarrollo low-code para las empresas permiten acelerar la creación de aplicaciones con herramientas de diseño visual, sólidas y al mismo tiempo fáciles de usar, que incluyen la función de “arrastrar y soltar”. También garantizan que todas las aplicaciones estén conectadas, gobernadas y sigan funcionando a largo plazo. Esto permite que las aplicaciones y funciones estén disponibles rápidamente sin crear nuevos silos entre las aplicaciones ni comprometer la calidad, rendimiento o experiencia que han creado. Como resultado, las empresas pueden minimizar la deuda técnica y reaccionar rápidamente para aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece el mercado.

Las conclusiones del informe apuntan a que todas las empresas deben acelerar el desarrollo TI sin sacrificar la calidad ni acumular más deuda técnica”, explica Matt Calkins, CEO de Appian.

Para más información sobre la deuda técnica que soportan de EMEA  y cómo puede rescatarlas el desarrollo low-code, descarga el informe “El Futuro del Trabajo #2” (Future of Work Survey #2) de Appian.

Metodología

El estudio “ El Futuro del Trabajo” (Future of Work), llevado a cabo por IDG, realizó su encuesta durante los meses de agosto y septiembre de 2018. La muestra reunió a 500 responsables de TI (el 50 % de nivel C, todos directores o cargo superior), en empresas de más de 1.000 empleados. Para esta parte del estudio, el 50 % de los entrevistados estaban en Estados Unidos y el otro 50 % de Europa (Reino Unido, Francia, Alemania y España). Para formar parte del estudio, los participantes debían además haber formado parte de gabinetes o departamento que hubiesen participado en proyectos de transformación digital, al menos, durante un año.

Acerca de Appian
Appian proporciona una plataforma de desarrollo de software que combina la automatización inteligente con la capacidad low-code permitiendo a las empresas crear rápidamente poderosas aplicaciones de negocio. Muchas de las mayores compañías del mundo utilizan las aplicaciones creadas en Appian para mejorar la experiencia de sus clientes, alcanzar excelencia operativa y diferenciación competitiva, además de simplificar la gestión de riesgo global y cumplimiento de normas y regulaciones. Para obtener más información, visite https://es.appian.com/

Para más información relacionada con prensa y comunicación, póngase en contacto con:

Edelman Spain
Inés Pérez
Víctor Beltrán
AppianSpain@edelman.com

About Appian

Appian provides a software development platform that combines intelligent automation and enterprise low-code development to rapidly deliver powerful business applications. Many of the world’s largest organizations use Appian applications to improve customer experience, achieve operational excellence, and simplify global risk and compliance.