En términos de tráfico, el Aeropuerto Internacional de Dallas/Forth Worth (DFW) es el cuarto aeropuerto más concurrido del mundo, sus instalaciones cubren un total de 27 millas cuadradas, haciéndolo más grande que la Isla de Manhattan.

Dado su tamaño, DFW necesitaba una manera más eficiente de realizar sus operaciones administrativas. Anteriormente DFW utilizaba principalmente procesos basados en papel, por lo que requería del transporte físico de archivos y formas a lo largo de las instalaciones.

Durante los primeros seis meses de uso de la plataforma en la Nube de Appian, DFW desplegó 18 aplicaciones de proceso a lo largo de todo el aeropuerto. Con Appian, DFW alcanzó mucho mayor agilidad en sus operaciones, integrando 2,000 empleados con datos, procesos y colaboración social a través de toda la organización.

Lee más sobre como DFW está aprovechando una plataforma de aplicaciones para convertirse en el aeropuerto del futuro.