¿Qué pasaría si hacer pagos transfronterizos fuera tan fácil como pedir una pizza y hacer el seguimiento de su entrega? (Parte 2 de 2)

Daniel Lynch, director de Global Payments Innovation para América en SWIFT

En la última entrega de esta serie de dos partes sobre transformación digital en el sector de los pagos transfronterizos, continuamos nuestra conversación con Daniel Lynch, director de Global Payments Innovation para América de SWIFT.  Lea la primera parte aquí.

La semana pasada Daniel Lynch nos contó cómo SWIFT está transformando los pagos transfronterizos con la introducción de SWIFT gpi, una iniciativa de innovación para los pagos internacionales centrada en potenciar la transparencia y el procesamiento instantáneo de las transacciones de los clientes. También habló sobre la importancia de los datos y sobre el hecho de que lo más importante en lo que se refiere a los pagos transfronterizos es garantizar la calidad de los datos electrónicos y la capacidad para intercambiarlos.

«Por ejemplo», comenta Lynch, «un número de cuenta erróneo puede causar un retraso importante en un pago transfronterizo. Por eso estamos desarrollando APIs que nos permitirán verificar previamente los datos o, en su defecto, rectificar los pagos en curso.  Es como cambiar un pago de algo que es más como enviar una carta o un correo electrónico a algo que es más dinámico y multidireccional, como un chat».

Lynch señala que en este momento hay una galaxia de nuevas economías alimentadas por las dinámicas que afectan al mercado de los pagos internacionales. También aporta su experto comentario sobre cómo el auge de los bienes y servicios digitales ha tenido un impacto sobre los pagos transfronterizos. Por ejemplo, opinó sobre la financiación de Kickstater y cómo él ha utilizado el token BAT (de Brave Browser) para recompensar con micropagos a canales de noticias por sus artículos favoritos.Todos estos son ejemplos de nuevos casos de uso para pagos que no existían hace una década.

«Es como cambiar un pago de algo como una carta o correo electrónico a algo que es más como un chat: más dinámico y multidireccional».

Esperamos que disfrute de la entrevista.

Appian: Quiero retomar algo que mencionó anteriormente en nuestra conversación. Dijo que uno de los grandes desafíos en los pagos transfronterizos es poder distinguir si un problema está relacionado con la red de un banco o con su sistema de back-office. También dijo que si hay un problema o un retraso, a menudo se debe a dificultades con el procesamiento de los datos.

Lynch: Eso es cierto en lo que se refiere al manejo de datos de referencia. La gente habla sobre innovación a nivel de red. Pero ¿no preferiría invertir su tiempo reduciendo los tres segundos de latencia que vemos en la red, o las horas y los días que pasamos resolviendo problemas de procesamiento interno de datos? Esos son algunos de los retos ocultos que la gente no siempre ve cuando no están familiarizados con el funcionamiento del procesamiento de pagos.

Appian: Como persona ajena al sector, me maravilla lo grande que es el mercado de los pagos internacionales. Y está creciendo a un ritmo extraordinario. De hecho, se espera que el sector alcance los 2 billones de dólares en los próximos 2 años. ¿Qué es lo que impulsa semejante crecimiento?

Lynch:Creo que no hay una sola respuesta a esa pregunta. Hay varios factores. Creo que vivimos en un mundo cada vez más interconectado y que eso afecta a los pagos mayoristas y minoristas. En el pasado, solo enormes compañías multinacionales, como Dow Chemical o General Electric, generaban pagos transfronterizos.

En el mercado de hoy en día, los pagos se generan a partir de una gran variedad de negocios y sectores: desde las empresas de Fortune 500s, a PyMES y microempresas. Además, cada vez hay más migración entre países y se observa un crecimiento en el tamaño y en la frecuencia de las remesas a familiares y amigos de otros países.

Appian: ¿Qué hay sobre el impacto de la tecnología?

Lynch: Existen tipos de pagos completamente nuevos que no podrían haber existido en el pasado. Vivo en Nueva York y todo el mundo es adicto a los podcasts. Podrías tener un podcast con suscriptores sobre algo como la historia del pan y hacer una serie de episodios sobre la historia de los croissants o las empanadas. Y si tienes clientes que se suscriben a tu podcast desde Europa continental, ya tienes pagos transfronterizos a través de Stripe o de Patreon que no habrían existido ni hace 5 años.

Hay todo un universo de economías que pueden emerger en torno a los bienes y los servicios digitales. Está la financiación de Kickstarter para proyectos. Mucha gente también está enganchada a la moda de la Oferta Inicial de Monedas (ICO, por sus siglas en inglés), las criptomonedas. Yo he utilizado el token BAT de Brave Browser para recompensar a canales de noticias por artículos que me han gustado con micropagos por valor de unos pocos céntimos. Todos estos son ejemplos de nuevos casos de uso para pagos. Incluyen todo: desde los pagos mayoristas en nombre de empresas, a las remesas entre personas, y casos completamente nuevos que no habrías visto hace una década.

Appian: Lo que nos lleva de vuelta a la transformación digital.

Lynch: Sí. Como sabes, SWIFT es una red, un ente normativo y un proveedor de tecnología y de software.  Pero una distinción importante que la gente olvida es que somos una cooperativa propiedad de sus miembros que puede impulsar iniciativas a nivel de todo el sector para abordar algunos de los asuntos más complejos. En 2015 y 2016 quisimos hacer exactamente eso al crear nuestro primer grupo de consenso gpi, ya que estaba teniendo lugar una revolución en el mercado de los pagos y la gente estaba lista para hacerle frente de manera holística.

Por ejemplo, vimos nuevos contendientes para el mercado de Asia oriental capturando rápidamente los flujos minoristas de pagos. También estaban las cada vez mayores expectativas de los clientes en cuanto a la gratificación instantánea de las pequeñas compras que he mencionado antes. Incluso en la banca mayorista, en la que quizá no tuvieras la infraestructura tecnológica para mantener esas expectativas…

Hay mucha disonancia al tener una experiencia de compra minorista instantánea, gratificante y transparente, y llegar a la oficina al día siguiente y no tener ese mismo nivel de experiencia de cliente con un pago por transferencia de un gran importe.

Appian: Las investigaciones muestran que muchas empresas están teniendo problemas para solucionar esa desconexión. ¿Cómo la habéis enfocado en SWIFT? ¿Por dónde empezasteis?Lynch: Bueno, básicamente lo que hizo SWIFT fue reunir a un grupo de bancos para considerar los problemas más urgentes que podíamos abordar. Sopesamos los problemas más acuciantes de los pagos transfronterizos y se nos ocurrió que no siempre se podía hacer un seguimiento de esos pagos, de la misma manera que se puede hacer un fácil seguimiento de un envío con FedEx. Algo así se consideraba un gran reto en lo que a los pagos transfronterizos se refiere porque las instituciones actúan como puentes entre sí, y entre las fronteras y las divisas. Tener visibilidad de quiénes son esas partes no era posible hace dos o tres años.

El entender los tiempos de procesamiento y las eficiencias de esas instituciones, las tarifas que estaban aplicando, tener algún tipo de firmeza en la liquidación para saber que el acreedor al que se estaba pagando realmente recibía su dinero. Todo esto fue un gran paso adelante. Colaboramos con entre 15 y 25 bancos de transacciones internacionales para abordar estos problemas urgentes, crear gpi y extenderlo a nuestra comunidad de 11 000 instituciones SWIFT al completo .

Appian: ¿Y cuál fue el resultado?

Lynch: Bueno, ahora nos reunimos anualmente con los miembros de gpi, que ya son unos cientos, en talleres regionales para pensar cómo reducir las posibles fricciones de los clientes en sus pagos, o eliminarlas por completo con innovaciones como una API de validación de pagos, una API de resolución de casos, o empoderando a los clientes para que puedan parar y cancelar pagos que ya estén en curso. Todas estas cosas salieron de las sugerencias de la comunidad y de trabajar con la gestión de producto de SWIFT para ofrecer nuevas soluciones.

(Aquí tiene más información sobre el impacto de la transformación digital en los pagos transfronterizos: informe sobre el sector de las aplicaciones y el sitio web de SWIFT gpi).

Suscríbase al Semanal de Appian