Los Low-code Brothers: dos tipos con la misión de salvar al mundo de la ruina digital

Los Low-Code BrothersHay una escena en la película clásica de culto The Blues Brothers (1980) en la que Joliet Jake y Elwood Blues, dos curtidos artistas de blues, están a punto de completar una misión épica para volver a reunir a su banda y salvar su antiguo orfanato de la ruina económica:

Elwood: Estamos a casi 200 kilómetros de Chicago, tenemos el depósito lleno, medio paquete de cigarrillos, es de noche y llevamos gafas de sol.

Jake: ¡Tira!

La trama que hay tras este intercambio marcó para siempre la cultura pop. Pero también inspiró nuestro meme genial de los dos frikis malotes con la misión de ponernos en el buen camino de la automatización low-code y salvar al mundo de la deuda tecnológica. Si no estás al tanto del concepto de The Blues Brothers , es una parodia vintage de un grupo de soul que hacen los cómicos Dan Aykroyd y John Belushi en Saturday Night Live.

En cuanto a la deuda tecnológica, las investigaciones muestran que el 40 % del tiempo de desarrollo se malgasta en ella. Por no hablar de que el 50 % de las solicitudes de desarrollo de aplicaciones nuevas termina por fracasar, según un reciente estudio de IDG. Y si nada de todo esto le asusta, sepa que la disrupción digital está siempre a un paso de usted y tiene costumbre de aparecer aunque no estemos preparados.

Este panorama está muy lejos de ser ideal. Todo se ha puesto en contra del desarrollo tradicional de aplicaciones. Pero los Low-code Brothers nos recuerdan que no todo es terrible y desesperanzador. Simboliza la potente magia de la plataforma de automatización low-code moderna para CIOs que quieren librarse de su deuda tecnológica e introducir procesos de desarrollo Agile en su empresa de informática. Caso concreto: Aviva, una empresa de seguros multinacional con 33 millones de clientes en 16 países. Con una plataforma de low-code, esta empresa londinense pudo combinar enormes cantidades de datos de 22 sistemas diferentes para crear una vista única del cliente y conseguir un centro de llamadas con un rendimiento más eficaz.

¿El resultado? Los tiempos de respuesta del servicio al cliente mejoraron hasta ser nueve veces más rápidos y los costes operativos se redujeron en un 40 %.

El increíble espíritu de la automatización low-code

Volvamos al meme de los Low-code Brothers. Representa el espíritu de la automatización low-code, que nos libera de la deuda tecnológica y revoluciona nuestra capacidad de organizar la forma en que trabajan al unísono las personas, bots e inteligencia artificial para acelerar la transformación digital. Aun así, muchas empresas informáticas tienden a atascarse con la lista de tareas de un proyecto que les obliga a atajar para sobrevivir a la olla a presión que supone la transformación digital. La automatización low-code es todo lo contrario a esto. Nos vacuna contra las debilitantes listas de tareas dando a los desarrolladores y a ejecutivos no técnicos la capacidad de crear aplicaciones de primera calidad entre 10 y 20 veces más rápido que programando.

¿Por qué el low-code es tan rápido? En una palabra: sencillez.

«Si pudiera resumir [la plataforma de automatización low-code de] Appian en una sola palabra, sería sencillez», afirma Matt Calkins, fundador y CEO de Appian. «Pero todas las empresas deben acelerar los plazos de entrega en informática sin sacrificar la calidad o acumular más deuda tecnológica», dice Calkins. Cabe señalar que Appian fue el primer proveedor de low-code en prestar servicio al público.

Por supuesto, era posible conformarse y comprar software prediseñado, pero las integraciones suponían un problema. Se empiezan a acumular silos de datos y procesos y, antes de que uno se dé cuenta, se ha creado un problema mayor del que había.

También se podía optar por el camino más seguro y crear soluciones propias, a la antigua usanza.Pero esto conlleva retos similares en lo que se refiere a seguir el ritmo de la demanda de software único. Por último, se pueden contratar programadores, pero el talento es escaso y caro. Es mucho mejor adoptar un enfoque low-code.

Organizar personas, bots, IA y más

Exacto. La Options Clearing Corporation (OCC), la empresa de compensación de derivados de capital más grande del mundo, creó su primera aplicación low-code en Appian en solo seis semanas. Después, esta empresa de Chicago llevó a cabo la increíble tarea de implantar nueve aplicaciones de gestión de riesgos esenciales con Appian en 18 meses. Ahora ya tienen capacidad para crear una aplicación en un día.

«Así se saca el máximo partido al low-code. Esta es la velocidad que nos gusta ver, y la clase de transformación a la que aspiramos. Para esto trabajamos, esto es lo que queremos ofrecer a nuestros clientes», afirma Matt Calkins, CEO de Appian.

Hablando de velocidad, Gartner afirma que el mercado de la automatización robótica de procesos (RPA) creció un 63 % en 2018, lo que lo convierte en el sector de crecimiento más rápido del software empresarial. El problema es que muchas empresas han implementado bots de varios proveedores. A menudo, estos robots de software se implementan en silos sin supervisión humana efectiva. Así que los directores de informática que piensan en la seguridad y la gobernanza tienen un recelo natural hacia la idea de aumentar sus casos de uso de RPA.

Por el contrario, las mejores plataformas de automatización low-code:

  • Unifican el desarrollo low-code y la RPA en una plataforma de automatización completa, permitiendo coordinar a personas, robots e inteligencia artificial.
  • Proporcionan capacidades de Case Management que permiten a las personas gestionar excepciones y errores de los robots con rapidez.
  • Ofrecen gobernanza de RPA móvil y web, con capacidades de monitorización y creación de informes que permiten a las empresas gestionar mejor su fuerza de trabajo robótica.

Es cierto que la deuda tecnológica sigue siendo un hueso duro de roer, pero la promesa de la automatización low-code ha creado tantas expectativas que puede que nunca desaparezcan.

El Bluesmóvil como plataforma de automatización low-code

Pasamos a otra escena memorable de la película de Blues Brothers, en la que Elwood enseña a Jake el Bluesmóvil (un fantástico coche de policía retirado). Imagine la escena con los Low-Code Brothers como protagonistas y ponga, en vez del Bluesmóvil, la plataforma de automatización low-code de Appian:

Dev: ¿Qué es esto?

Ops: ¿Qué?

Dev: Esta plataforma. ¿Dónde está la que teníamos antes?

Ops: La he cambiado por la plataforma de automatización low-code de Appian

Dev: ¿Por qué?

Ops: Tiene low-code aquí, diseño visual. Tiene datos unificados, integraciones rápidas. Tiene soluciones para flujos de trabajo, IA y RPA. Y se pueden ejecutar aplicaciones sin programar. ¿Qué me dices? ¿Es nuestra nueva plataforma o qué?

¿Quiere conocer la historia de la plataforma de automatización low-code de Appian al completo y saber cómo puede ayudarle a resolver su deuda tecnológica? Regístrese aquí para solicitar acceso futuro a un programa beta limitado. Para saberlo todo sobre el desarrollo low-code, estos informes esenciales son más que relevantes:

 

 

Suscríbase al Semanal de Appian