Cómo recuperarse en plena crisis del COVID-19: adoptando un enfoque más ofensivo con la automatización

A medida que la economía se detiene en medio del bloqueo provocado por el COVID-19 y la pérdida masificada de puestos de trabajo, los expertos instan a las empresas a que se preparen con un enfoque más ofensivo para la transición a una economía más automatizada.

«…En pocas palabras, usted lo que necesita ahora es una base para la automatización rápida de los procesos. Si su organización ya utiliza una plataforma low-code, DPA o CWM, utilícela de manera contundente para automatizar los procesos que no funcionan. Si no tiene una plataforma, consiga una… No tiene tiempo para aplicar procesos normales de preselección de productos».

Así lo afirma la empresa de investigación Forrester.

Antes de que la pandemia amaine, dicen los boletines de noticias que la economía de los Estados Unidos podría reducirse en un altísimo 5,6 % en 2020, para terminar el año con un índice de desempleo de dos dígitos y millones de personas obligadas a permanecer aisladas.

Por otro lado, sin embargo, la crisis animará a los negocios a recuperarse con la ayuda de la automatización de los procesos digitales.

La automatización de los procesos digitales ya era una prioridad para los directivos antes de la crisis del COVID-19. El mercado de la automatización robótica de procesos (RPA), por ejemplo, se expandió en un impresionante 63 % en 2018, convirtiéndose en la categoría de más rápido crecimiento de software empresarial según Gartner.

Más allá de la automatización de estrategia «small ball»

Y, aun así, muchas empresas han decidido jugar siguiendo una estrategia «small ball» en la automatización. Hoy en día, la investigación muestra que solo el 3 % de los proyectos de automatización de empresas cuentan con 50 bots o más. (Por cierto, los bots son aplicaciones de automatización que pueden realizar tareas rutinarias). Muchas empresas han recurrido a la RPA de escritorio para suavizar el impacto de la disrupción digital. Pero es difícil orquestar numerosos bots de múltiples proveedores solo con la RPA de escritorio.

La automatización full-stack basada en el cloud es lo opuesto a eso, ya que ofrece la capacidad de adaptar rápidamente el trabajo digital y humano en el mismo workflow al combinar la automatización y las capacidades de IA en una sola plataforma low-code.  Si no está familiarizado con el low-code, es un enfoque basado en modelos para crear aplicaciones sin necesidad de programar.

El low-code es intuitivo y gráfico. Así que, en lugar de un teclado, un desarrollador puede usar el ratón para crear una aplicación de negocios hasta 20 veces más rápido que programando.

Hasta ahora con el COVID-19, el 2020 ha sido un año de grandes perturbaciones para las empresas de todo el mundo. Sí, los países irán levantando gradualmente las restricciones a los negocios, aunque eso no sirve de consuelo a las empresas que se tambalean a causa del bloqueo. El gasto de los consumidores ha caído en picado. Las grandes conferencias se han suspendido. Las reservas de viajes, hoteles y restaurantes se han desvanecido. El mundo ha cambiado para siempre.

Descifrando el enigma de la automatización

A medida que el cese de las actividades va disminuyendo, las empresas tendrán que ir tomando ciertas decisiones difíciles. A medida que los ingresos disminuyen, ¿se prepararán con la automatización de procesos para mejorar el trabajo humano en lugar de reemplazarlo? ¿Aprovecharán la automatización para dar una nueva forma a la experiencia de cliente? ¿O se quedarán parados esperando a que ocurra otro desastre?

Antes de la pandemia, los líderes digitales decidieron transformar sus procesos de negocio con BPM, RPA, IA y Case Management a través de plataformas low-code. Adoptaron la automatización full-stack como una forma mucho más escalable de automatizar los procesos que con la RPA por sí sola.

Por ejemplo, Ryder, una empresa de alquiler y arrendamiento de camiones que figura en la lista de Fortune 500, combinó la automatización robótica de procesos con una plataforma low-code basada en el cloud para acelerar la productividad de su negocio de alquiler. Sin embargo, antes de adoptar la automatización low-code, el proceso de Ryder para capturar firmas de alquiler era en su mayor parte manual y en papel.

Pero Ryder decidió almacenar y registrar digitalmente los documentos para poder enviárselos automáticamente a los clientes. Esto permitió a los representantes de la empresa obtener la documentación de cualquier vehículo en cualquier lugar a través de dispositivos móviles.

El impacto fue asombroso: una reducción del 50 % en los tiempos de retorno y envío de los vehículos.

Options Clearing Corporation (OCC) es otro ejemplo. OCC aprovechó la automatización robótica de procesos (RPA) y low-code para digitalizar procesos manuales complejos y hacerlos más transparentes, visibles y auditables en un entorno altamente regulado en el que se procesan millones de transacciones financieras al día.

Pero en lugar de codificar las aplicaciones, OCC utilizó herramientas de desarrollo visual que les permitieron automatizar sus procesos de negocio de manera exponencialmente más rápida que nunca. Los directivos de la empresa, por ejemplo, pudieron crear y desplegar nueve aplicaciones críticas de gestión de riesgos en solo 18 meses, automatizar algunos procesos en un día y la mayoría en ocho semanas o menos.

 

El arranque de la recuperación de los negocios en la era del COVID-19

En el período previo a la pandemia del coronavirus, las tiendas y las grandes cadenas desplegaron robots para limpiar el suelo, abastecer los estantes y entregar la comida a los compradores. Los líderes digitales adoptaron el reconocimiento de imágenes basado en IA, la clasificación de documentos, la extracción de datos y los servicios de traducción para que los empleados fueran mucho más eficientes en el procesamiento de datos y la toma de decisiones.

A gran escala, los efectos devastadores de la pandemia han puesto de relieve la urgencia de poder adaptarse rápidamente a las condiciones volátiles. Después de alcanzar un pico de 29.000 en febrero, el Promedio Industrial Dow Jones se desplomó casi un 30 % a mediados de marzo, según el periódico «USA Today».

Y el 16 de marzo, el Dow Jones cayó casi 3000 puntos, la mayor caída en un solo día de la historia.

Pero el COVID-19 no solo paró la economía, sino que también puso al descubierto algunos puntos débiles, como los sistemas antiguos que sostenían las operaciones de muchas empresas. Quartz informó recientemente que 92 de los 100 bancos más importantes, así como el 70 % de las empresas de la lista Fortune 500 y gran parte de la atención sanitaria, las finanzas, los servicios públicos y los gobiernos del mundo dependen de sistemas inflexibles que podrían verse desbordados por otra pandemia.

Puede que nunca volvamos a la «normalidad» previa al coronavirus, pero la incertidumbre económica de la pandemia terminará algún día. A medida que surjan señales de progreso en la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus, nos quitaremos las mascarillas y la obligación de quedarse en casa terminará. Puede que incluso volvamos a hacer negocios más allá de los portátiles y Zoom.

Mientras tanto, ¿cómo puede usted iniciar la recuperación de su negocio? Y si está deseando hacerlo, ¿qué puede hacer para reunir la mano de obra digital y humana necesaria para responder rápidamente a la crisis del coronavirus y recuperarse con más rapidez después de que esta disrupción disminuya?

Tal vez Forrester sea capaz de expresarlo mejor:

«Dar prioridad a las plataformas a las que puedan acceder los expertos en negocios, pero, aparte de eso, la elección de la plataforma es menos importante que actuar ahora».

(Para profundizar un poco más en la automatización de los procesos digitales, consulte el «Informe de analista Forrester» aquí).

Suscríbase al Semanal de Appian