El low-code se abre paso entre los CIOs de grandes empresas (Parte 2)

 

Eric Bloom, director ejecutivo del Instituto de gestión y liderazgo en tecnologías de la información

(Esta es la última parte de una serie que consta de dos partes sobre cómo el desarrollo low-code libera el potencial de la productividad de TI, con Eric Bloom (@EricPBloom), antiguo CIO, escritor de superventas y director ejecutivo del Instituto de gestión y liderazgo en tecnologías de la información. Lea la parte 1 aquí). 

Hay buenas razones para afirmar que la presión de la transformación digital está acrecentando la demanda de nuevas aplicaciones empresariales y causando estrés a los profesionales de TI.

Pero puede sorprenderle la cantidad de desarrolladores y directivos de TI que sienten que no disponen de las herramientas necesarias para minimizar la presión empresarial que genera la transformación digital de la organización. En la primera parte, mencionamos que a un 75 % de las empresas le preocupa no poder crear aplicaciones con la rapidez con la que las necesitan, según  Forrester.

Además, una abrumadora mayoría (86 %) de profesionales de TI culpan a la creciente demanda de aplicaciones y a la integración de tecnologías emergentes de ser la mayor causa de preocupación en su empresa. Eso dice una reciente encuesta de IDG.

Una manera de minimizar este problema y su impacto en las empresas es el uso de herramientas de desarrollo más rápidas y fáciles de usar. Y un apabullante 80 % de los profesionales de TI cree que el desarrollo low-code es el mejor punto de partida.

Esto nos lleva al episodio final de esta importante conversación sobre el auge del low-code con el antiguo CIO de Fortune 500, Eric Bloom.

Como columnista tecnológico y autor de éxitos de ventas, Bloom ha escrito mucho sobre la transformación digital y los beneficios del desarrollo rápido de aplicaciones. Dice que el 75 % de la transformación digital consiste en utilizar las tecnologías digitales para aumentar el rendimiento, reducir los costes y mejorar la competitividad.

"Es lo que hemos hecho siempre", dice Bloom.

"…Pero donde realmente lo veo (el low-code) es en la reingeniería de procesos, porque permite desarrollar de forma rápida para mejorar los procesos internos. Y eso es algo realmente bueno para las empresas que quieren transformar sus operaciones internas de una manera que encaje bajo el paraguas de la transformación digital".

Concluimos la parte 1 de esta serie con Bloom, que nos explicó en detalle cómo el low-code puede ayudar a eliminar el problema del "software en la sombra". En este episodio vamos a profundizar en el valor empresarial del desarrollo low-code, en cómo encaja en el panorama general de la transformación digital, y en lo que viene a continuación.

Esperamos que disfrute de la conversación.

Low-code: El impulsor de los negocios y de la productividad de TI

Appian: Vamos a cambiar de tercio y a hablar sobre el valor empresarial del desarrollo low-code y cómo lo explica a los directivos que no tienen conocimientos técnicos

Bloom: Para mí, el low-code o la programación sin código es como una herramienta más de TI a utilizar en los lugares adecuados. Lo veo como una manera para que TI ayude a los miembros de la empresa y mejore su productividad. Si los directivos de la empresa quieren aprovechar el desarrollo low-code, necesitan realizar algún tipo de capacitación centralizada impartida por los profesionales de TI. Es una gran herramienta, pero para usarla se necesita formación específica.

Diría lo mismo de cualquier otra aplicación basada en la nube. De forma realista, si se desea implementar una plataforma de low-code o sin código por iniciativa propia en cualquier sector empresarial, solo se necesita una tarjeta de crédito y una conexión a través del cortafuegos. Porque ahora todo está basado en la nube y se puede hacer sin conocimientos de TI.

Por ejemplo, piense en cualquier proveedor conocido de CRM basado en SaaS. Su mercado es el personal de ventas, consiguen que le guste el producto y luego lo pasan al departamento de TI para que lo implemente. Para ser sincero, si yo dirigiera una empresa de SaaS, haría exactamente lo mismo, porque el departamento de IT puede decir que no, pero ellos no pueden decir que sí.

IT no puede decir al jefe de ventas: "Mire, hemos encontrado este nuevo SaaS y vamos a reemplazar todo el software que tanto le ha gustado durante los últimos 20 años. Y vamos a implementar esta nueva aplicación llamada [elija cualquier proveedor de SaaS]".

Se dispara la rentabilidad de la inversión en el desarrollo de aplicaciones

Appian: Entonces, ¿este enfoque no es el adecuado?

Bloom: Digamos que simplemente es un hecho histórico.

Ahora las plataformas de low-code o sin código son una infraestructura integrada, de modo que creo que se deben presentar como una arquitectura empresarial de desarrollo rápido, porque eso es lo que interesa a los profesionales de TI.

Además, cueste lo que cueste por escritorio al mes, al trimestre o al año —según la herramienta y el número de escritorios involucrados—, una plataforma de desarrollo de low-code puede proporcionar un ahorro económico considerable, porque se pueden crear muchos tipos de aplicaciones en ella y no cambia el precio por escritorio.

Si se implementa y se utiliza correctamente, la primera aplicación puede ser un poco costosa. Pero con la segunda, tercera, cuarta, quinta aplicación y demás, la rentabilidad de la inversión se dispara, puesto que las aplicaciones se desarrollan más rápido y el entorno de la plataforma se amortiza con múltiples aplicaciones. Por lo tanto, el coste de desarrollo se reduce mucho al aumentar el número de aplicaciones.

El low-code no es una alternativa a trabajar con informáticos

Appian: Hábleme de la otra cara de la moneda. ¿Cuáles son los mayores conceptos erróneos que escucha acerca del desarrollo sin código o low-code?Bloom: Déjeme que le pregunte algo. ¿Por qué Buick sacó nuevos anuncios que decían: "Este no es el Buick de vuestros padres?". Sinceramente, muchos CIOs, incluido yo, han tenido problemas debido al desarrollo low-code o sin código en el pasado. Como programador, en su día me pidieron que usara un generador de software COBOL de cuarta generación en el que, para introducir mis requisitos, solo debía hacer clic en ellos y el software generaba el código COBOL.

Appian: ¿Y qué pasó?

Bloom: Si se tenía que incluir una característica que la plataforma en sí no podía facilitar, si se miraba el código que creaba, no era legible. Estos generadores de código se solían llamar herramientas sin código. Entonces, durante todos estos años, ha habido muchas otras grandes plataformas de desarrollo de software, incluido Excel, usadas por personas que no eran programadores profesionales.

Y cuando los datos eran erróneos o se perdían, o cuando la persona que había creado el código dejaba la empresa, pedían a IT que interviniera y solucionara el problema.

Lo que empeora la situación es que, a lo largo de los años, muchos vendedores (no diré cuáles) han presentado el desarrollo sin código o low-code para los usuarios empresariales como una alternativa a la creación de aplicaciones con la ayuda de TI. Por lo tanto, hay un montón de CIOs que oyen hablar del desarrollo low-code o sin código y ponen los ojos en blanco.

Appian: ¿Por experiencias anteriores?

Bloom: Sí. Pero creo que si esto (el low-code) se presentase a los profesionales de TI como una nueva plataforma de desarrollo de aplicaciones, sería diferente y no sería necesario ir a escondidas al departamento de contabilidad porque IT no quiere desarrollar una aplicación.

La Re-ingeniería de Procesos Empresariales Cobra Fuerza de Forma Significativa

Appian: Pasemos ahora a un tema relacionado. Todo el mundo habla de la transformación digital. ¿Cómo cree que encaja el low-code en la narrativa de la transformación digital?

Bloom: ¿Qué es la transformación digital? Es broma (risas). He escrito bastante sobre este tema. También lo he vivido como CIO.

Me gusta pensar en la transformación digital como la reingeniería de procesos empresariales llevada al máximo. Desde esa perspectiva, los profesionales de TI han estado haciendo el 75 % de la transformación digital durante 30 o 40 años.

Appian: Entonces, ¿cómo la definiría?

Bloom: Es el uso de las tecnologías digitales para aumentar el rendimiento, reducir los costes y mejorar la competitividad. Los datos son los nuevos impulsores de la transformación digital. Pero en cuanto al desarrollo low-code o sin código desde una perspectiva de la transformación de los datos, donde realmente lo veo (su impacto) es en la reingeniería de procesos. Permite hacer desarrollos rápidos para mejorar los procesos internos. Y eso es algo realmente bueno.

No creo que estas plataformas vayan a crear nuevas fuentes de ingresos como Uber. Pero las empresas que quieren transformar sus operaciones internas de una manera que encaje bajo el paraguas de la transformación digital, creo que pueden usar el low-code para mejorar sus procesos de negocio.

Lo Que se Avecina en 2020 y Más Adelante

Appian: Hablando de mejorar los procesos de negocio, hablemos de la inteligencia artificial (IA). Es un tema candente ahora mismo. Se está popularizando más rápido de lo que muchos imaginaron con Alexa y Siri y el IoT. ¿Qué grandes tendencias prevé para 2020 y más adelante?

Bloom: Ha mencionado Alexa y Siri. Estos son, en realidad, bots automáticos. Simplemente hacen una transformación de voz a texto. Y son muy buenos.  No me malinterpretes. Me encanta decirle a mi Amazon Dot que reproduzca música, y lo hace. Pero yo no mencionaría eso y la IA en la misma frase. Son facilitadores para proporcionar datos a la IA. Tal vez soy un purista tecnológico, pero para mí son aplicaciones diferentes.

Lo más importante que veo en todas partes es el aprendizaje automático. Considero el aprendizaje automático como una tecnología que se utiliza para implementar IA. Lo vemos por todas partes. Los algoritmos están mejorando y los datos están aumentando. Es increíble sentarse y verlo.

Creo que, en los próximos años, todas las aplicaciones vendrán con algún tipo de módulo de aprendizaje automático.

Los macrodatos, la nube y las redes sociales ya no son las principales tendencias. Los veo como tecnologías que permiten otras cosas, como análisis predictivos, análisis de opinión y, básicamente, un mejor uso de los datos. Creo que, en los próximos años, todas las aplicaciones vendrán con algún tipo de módulo de aprendizaje automático. Y la extensa integración de ese tipo de capacidades de IA hace que este sea un momento emocionante para quienes estamos en el sector de las tecnologías de la información.

(Para obtener más información sobre por qué el low-code se está poniendo de moda entre los CIOs, consulte la encuesta de IDG The Impact of Low-Code on IT Satisfaction [El impacto del low-code en la satisfacción de los profesionales de TI]). 

Suscríbase al Semanal de Appian